Caracterización de variedades de vid ( vitis vinifera l) de la provincia de Huesca

  1. José Casanova Gascón
Supervised by:
  1. Jesús María Ortiz Marcide Director

Defence university: Universidad de Zaragoza

Year of defence: 2009

Committee:
  1. Vicente Sotés Ruiz Chair
  2. Clara Martí Dalmau Secretary
  3. Félix Cabello Sáenz de Santa María Committee member
  4. Fernando Martínez de Toda Fernández Committee member
  5. José Bernardo Royo Díaz Committee member

Type: Thesis

Teseo: 193102

Abstract

La provincia de Huesca es zona de cultivo tradicional de vid. Aunque en los últimos años la diversidad varietal se está perdiendo debido, al arranque de plantaciones viejas, a la normativa de apoyo a la reestructuración del viñedo y a la tendencia del mercado hacia la estandarización de las variedades ofertadas. Se han encontrado evidencias arqueológicas de cultivo desde el siglo II AC. Hasta la Edad Media se producen períodos de expansión y arranque del viñedo. Una vez convertido el vino en alimento habitual apar,ecen referencias bibliográficas sobre las variedades cultivadas en Huesca, siendo el camino de Santiago promotor de la expansión varietal. Durante los siglos XVII y XVIII la literatura ya menciona zonas de Huesca donde se produce vino de calidad y se fomenta el arranque del viñedo plantado en el Pirineo. La última gran expansión del cultivo se produce como consecuencia del ataque de la filoxera al viñedo francés. El límite en la superficie cultivada coincide con la entrada de la plaga en Huesca, a principios del siglo XX. No se recuperan las plantaciones arrancadas y desde la década de 1940 el cultivo queda restringido a zonas marginales utilizándose sólo para autoconsumo. En Huesca sólo a partir de los años 1960 se promueven las cooperativas y a partir de 1980 se forma la DO Somontano. La situación actual del viñedo es la de un producto de calidad obtenido, principalmente con plantaciones modernas y variedades foráneas. El objetivo de este estudio es conocer y caracterizar la riqueza varietal que tiene la provincia en parcelas de cultivo plantadas antes de 1960. Para ello se han seleccionado 14 parcelas procedentes de 12 localidades y las accesiones del Banco de Germoplasma de Movera (Zaragoza) procedentes de Huesca. La caracterización varietal se ha realizado con los 3 métodos. La ampelografia se realiza estudiando 51 caracteres cualitativos estudiados dúrante 4 épocas del año realizándose el seguimiento durante 3 años. Los resultados se estudian con Análisis cluster. La ampelometría clasifica las variedades utilizando 21 relaciones de medidas realizadas a hoja, racimo y baya. Siendo estudiados durante 3 años analizándose los resultados con Análisis cluster, Análisis discriminante y Análisis de Componentes principales. Por último, los marcadores moleculares utilizados son VVS2, VVMD5, VVMD7, VVMD27, ssrVrZAG62 y ssrVrZAG79. Los resultados se han analizado con Análisis Cluster y Análisis de Correspondencias Múltiples. Con cada uno dé los métodos se ha podido caracterizar un diferente número de variedades como son las 23 variedades blancas y 57 tintas con Ampelografia. El análisis cluster ha permitido formar grupos con diferentes clones de la misma variedad con una alta eficiencia. Mientras con Arnpelometría se caracterizaron 27 blancas y 59 tintas y 1 vid silvestre. Con este método los grupos formados en el análisis cluster son más variables y menos homogéneos. Con el análisis discriminante se puede observar la influencia del ambiente sobre las relaciones utilizadas. Por último, el análisis de Componentes Principales muestra que algunas relaciones utilizadas en el estudio son redundantes y poco discriminantes. Por último los resultados de microsatélites han clasificado 29 blancas, 52 tintas y 1 vid silvestre. El análisis del genotipo permite clasificar el material vegetal siendo el dendrograma el que agrupa de manera más eficiente las variedades. El análisis de Correspondencias Múltiples separa mejor las variedades desconocidas del resto. Reduciendo la información del material clonal y reuniendo la información de los 3 métodos utilizados se localizan y clasifican 16 variedades blancas, 22 variedades tintas y 1 silvestre procedentes de la provincia de Huesca. Las variedades más cultivadas en Huesca son Garnacha en tintas y Alcañón en blancas. Mientras, el grupo de clones de variedades minoritarias estudiadas más abundante son Moscatel de Angüés y Moscatel de Alejandría en blancas y Parraleta en tintas. También se han localizado, en parcelas de cultivo, variedades que se creían perdidas corno Miguel de Arco y Moscatel de Angüés. De las variedades clasificadas 15 quedan como desconocidas ya que no se ha encontrado ninguna referencia en las Bases de Datos consultadas. De ellas 7 (5 blancas y 2 tintas) no tienen nombre mientras que las 8 restantes son Carrillera y Moscatel de Secastilla como blancas, y Macicillo, Bomogastro, Angelina, Terrer, Parraleta Roja y Garnacha Gorda en las tintas.